Peñíscola

Peñíscola no sólo es singular por su emplazamiento sobre un promontorio rocoso rodeado por el mar y unido a tierra por un tómbolo arenoso, sino por sus excepcionales monumentos, los hechos históricos de los que sirvió de escenario y la belleza de sus playas y enormes acantilados de la Serra d’Irta, paraje natural de gran belleza.

Fotos